Cápsulas de Café

Capsulas compatibles Nespresso* y Dolce Gusto*
En la segunda mitad de 1600, el café llegó a Europa : fue durante la era de los grandes barcos que surcaban el Mediterráneo, que el café se introdujo en los mercados de nuestro continente.
Venezia fue la primera ciudad italiana que experimentó el aroma del café que luego se extendió por todo el país y se convertió en un punto de referencia para los comerciantes no sólo
italianos, pero también por los que procedieron de otros países especialmente de l’Europa central y septentrional. Los Venecianos aprendieron por primera vez a disfrutar de la bebida para el
buen gusto que la caracterizaba y para aprovecharse de algunas propiedades medicinales y digestivas. Desde Venecia el café se extendió hasta todo el Occidente y se puso famoso y muy
apreciado. Una vez más , la ciudad de la laguna había seguido su natura de puente entre Oriente y Occidente mediante la importación de una bebida oriental y convirtiéndola en café occidental.